Skip to content

CINTURA DE AVISPA

13 September, 2017

100915-elizabeth-taylor-lead.jpg

Una cintura fina es algo que casi todos admiramos con nostalgia, convencidos de que es privilegio exclusivo de juventud. Pero es posible recuperarla con un esfuerzo más que moderado, invirtiendo solo 15 minutos 3 veces por semana.

La técnica hipopresiva es un sistema de entrenamiento global, basado en ejercicios posturales y respiratorios asociados a una reducción de la presión intra-abdominal y al stretching de la musculatura estabilizadora de la columna vertebral y lumbo-pélvica.

La palabra hipopresivo viene del término griego Hypo que significa bajo, y del latín Pressio, que es presión. El significado de hipopresivo sería de baja presión.

El éxito de esta técnica se substenta en el estudio de las fibras abdominales, que por lo visto están compuestas en su mayoría por fibras lentas que se activan con estiramiento estático y están diseñadas para sujetar el tórax. Sucede lo contrario con los músculos de piernas, glúteos y brazos, compuestos básicamente por fibras rápidas, óptimas para el movimiento. Por eso es fácil muscular o fortalecer brazos y piernas con ejercicio dinámico y sin embargo cuesta mucho muscular el abdomen con los clásicos ejercicios abdominales, que además de dinámicos son hiper-presivos. En muchos casos después de un esfuerzo apoteósico y continuado, se consigue aumentar el volumen de la barriga, y lo que es peor, dañar las lumbares y la espalda, debilitar el tono del perineo y favorecer la aparición de hernias, diástasis y prolapsos. Nada de eso es deseable, y resulta que con la técnica hipopresiva se evitan y mejoran estos problemas. Sus beneficios son muchos:

-Tonifican la musculatura abdominal y perineal, reduciendo la cintura y el abdomen.
-Mejoran la postura y permiten recuperar la altura perdida con los años.
-Fortalecen la faja abdominal, previniendo lesiones articulares y musculares.
-Relajan el diafragma y mejoran la respiración y la digestión.
-Tonifican las fascias de los órganos y glándulas, favoreciendo su ascensión y su mejor funcionamiento.
-Previenen y curan las disfunciones del suelo pélvico, como la incontinencia.
-Previenen y mejoran los prolapsos.
-Previenen todo tipo de hernias y diástasis.
-Aumentan y regulan la circulación de la sangre.
-Aumentan la flexibilidad.
-Disminuyen la ansiedad, aumentan la confianza y el buen humor.
-Proporcionan bienestar y calidad de vida.

Este verano me he estado formando en esta técnica y puedo afirmar que es una maravilla y sus efectos son notables desde los primeros días de práctica. Aunque externamente el trabajo es suave, a nivel interno es muy profundo y completo, se activan áreas que no se mueven con ningún otro ejercicio. El talle y la espalda se alargan y se relajan, la barriga y los órganos se destensan y poco a poco se van hacia adentro. Parece mágico.

Por eso ahora he incorporado los ejercicios hipopresivos básicos a mis clases regulares de yoga, y lo bueno es que esta técnica se puede combinar con muchas posturas de yoga. Iremos explorando. Puedes venir a probar a partir del 2 de Octubre. Consulta aquí los días y horarios.

 

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: